| 15, mayo, 2020

El adiós de Jean Paul Gaultier

Cuando Gaultier tenía siete años usaba su osito teddy como modelo experimental para sus primeros diseños.

“El primer brassière en forma de cono que hice fue para ese teddy”, contó Gaultier en una entrevista. “Cuando fueron las bodas de la Duquesa de Kent, él tuvo que usar un vestido de novia”.

La naturaleza excéntrica y dramática que lo caracterizaba, fue evidente para sus padres desde una temprana edad, siendo su abuela la figura comprensiva del núcleo familiar. Esta lo apoyó en todo el sentido de la palabra e incluso, le dio su primer libro con una historia sobre dos amantes homosexuales.

“Afortunadamente, los tiempos estaban cambiando. Yves Saint Laurent y Pierre Bergé eran abiertamente una pareja en ese entonces y diez años después, cuando dije que había conocido a un niño, mis padres simplemente me preguntaron: “¿Se aman? Entonces eso es maravilloso”.

Su amor por la moda vino desde esas etapas formativas, cuando su abuela, una enfermera, le pedía ayuda para atar su corsé; marcando el interés del niño por la figura femenina.

“Desde ese momento me fascinó la idea de transformar el cuerpo con la ropa, y la idea de que ciertas prendas pueden acentuar algo que quieres o esconder algo que no quieres”, explicó Gaultier.

El diseñador nunca tuvo entrenamiento formal. En cambio, comenzó enviando bocetos a estilistas de alta costura, hasta que el famoso diseñador Pierre Cardin quedó impresionado por su talento y lo contrató como asistente en 1970, cuando él tenía 17 años.

Seis años más tarde en 1976, su primera colección individual fue lanzada. A partir de ahí, la industria le apodó como el ‘enfant terribe’ de la moda francesa, gracias a su sello personal caracterizado por un estilo irreverente. Muchas de las colecciones posteriores de Gaultier se basaron en streetwear, inspirándose en la cultura popular de la época -en especial la cultura del punk rock y las películas de ciencia ficción-, mientras que sus colecciones de alta costura son muy formales, pero al mismo tiempo inusuales y juguetonas.

La resistencia de Gaultier contra las convenciones de la época causó conmoción al usar modelos inusuales para sus exhibiciones, como hombres mayores y mujeres de figura completa o personas perforadas y muy tatuadas. También jugó con los roles de género tradicionales, valiéndole las críticas y una enorme popularidad. Justo cuando su carrera estaba haciendo un impacto global, Gaultier sufrió la muerte de su socio y pareja de más de 15 años, Francis Menuge, por complicaciones con el SIDA. Esto lo impulsó a involucrarse fuertemente en la lucha contra esta enfermedad, trabajando con diferentes fundaciones, recaudando fondos para la investigación y búsqueda de una cura.

El profundo interés por la cultura popular y el zeitgeist del momento, lo empujó a colaborar con artistas, músicos y cineastas, creando algunas de las piezas más icónicas de los años 90, como el brassière cónico de Madonna y su vestuario en el tour Blond.

Ambition de 1990. Gaultier revolucionó en la industria del cine a través del diseño de vestuario de películas de Luc Besson, Jean Pierre-Jeunet y Pedro Almodóvar, ganando así reconocimiento como un creador excepcional y convirtiéndose en una figura recurrente de las alfombras rojas del glitterati cinematográfico y musical.

Desde 2003 al 2010, Gaultier fue director creativo de Hermès, trayendo su estilo transgresor, no convencional a la marca. Hasta 2014, diseñó para tres colecciones anuales: su propia línea de alta costura y líneas prêt-à-porter tanto para hombres como mujeres. Sin embargo en el show de Primavera/ Verano 2015, el diseñador anunció que estaba cerrando las líneas prêt-à-porter para enfocarse en la alta costura.

En 2018, organizó un espectáculo de cabaret que se basaba en la historia de su vida llamado “Fashion Freak Show”, que tuvo lugar en el teatro Folies Bergère de París.

Antes de su desfile en el Théâtre du Châtelet en enero de 2020, el diseñador subió un video a Twitter anunciando que sería su última pasarela. “Este espectáculo que celebra los 50 años de mi carrera también será el último”.

“Stay tuned … Gaultier Paris will go on, the Haute Couture continues!” dijo el ícono de la moda en su estilo juguetón. “I have a new concept. I’ll tell you all about it later… all the little secrets. Bisou!”.

Compartir:

Deja una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar a

Más contenido

Gadgets salud

5 cosas que no pueden faltar en una relación

TOP 5 restaurantes

Music Chart

Brutus V9

Summer selection 2020