| 19 de mayo de 2020 | 3:48 pm

Andrea Briceño

Por: Hervoice

Para Andrea desarrollar Athiopica ha sido un proceso sumamente satisfactorio que combina su pasión por la moda, la organización y el poder ayudar.

“Cuando tu organizas un espacio, estás mejorando la calidad de vida de las personas que lo utilizan, permitiéndole un mejor uso de su tiempo y de sus recursos” nos explicó la empresaria.

La misión de Athiopica es darles a sus clientes la dicha de “vivir sin interrupciones”. Andrea dice que esa es su filosofía de vida y trabajo, y que lo logra a través de un conjunto de servicios altamente especializados y personalizados que aseguran que cada espacio se pueda utilizar en cualquier momento a su máxima eficiencia.

“Tú eres ordenado cuando sabes y utilizas todo lo que tienes” nos explicó Andrea. “El desorden cuesta. El desorden te da ansiedad, te hace gastar dinero, trae una carga energética negativa y te hace desperdiciar tiempo, que es lo más valioso”.

Por su formación en moda y diseño, habiendo estudiado en el Instituto Marangoni en Milán y luego, en la escuela de diseño Parsons, Andrea trae un sentido entrenado de estética y experiencia a su trabajo. Pero nos confiesa entre risas que también hace el papel de psicóloga.

Dependiendo de las personalidades y necesidades de cada cliente ella personaliza la forma en la que hace las entrevistas – que es donde empieza el proceso, hasta el entrenamiento para poder mantener la eficiencia del servicio – que es el último paso.

“El servicio que nosotros ofrecemos es tranquilidad”. Vivir sin interrupciones requiere que sus clientes se desprendan de cosas innecesarias y reaprendan a utilizar sus espacios de la manera más eficiente. Para eso, Andrea requiere un entendimiento específico del cliente, su familia y su staff doméstico para así poder entrar a los espacios más íntimos y tomar decisiones sobre qué es necesario eliminar.

“Para las mujeres, lo más difícil de desprenderse son recuerdos familiares y ropa; para los hombres, los papeles” me contó como un secreto de su oficio. “El servicio que nosotros ofrecemos es tranquilidad. Desde manejar los retos de una mudanza internacional hasta preparar un hogar para la llegada de un nuevo bebé, la meta es que sea un proceso libre de estrés para el cliente y dejarlos mejor que antes de utilizar nuestros servicios”.

Actualmente radicada en Miami, para Briceño y su familia, dividida entre Santo Domingo y Venezuela, la distancia geográfica los ha permitido acercarse, y hacerles valorar aún más la importancia de la familia.

“Nos ha dado una unidad extraordinaria: no tomo una decisión importante en mi negocio ni en mi vida sin hablarlo con mi familia y contar con todo su apoyo”.

Su conexión con su tierra se extiende más allá de su familia, estando activamente involucrada apoyando fundaciones y enviando ayuda a los menos afortunados en su país. A través de Athiopica, Andrea canaliza donaciones de ropa y recursos, efectivamente usando la sostenibilidad de su negocio para dar.

Desde septiembre, Andrea estará manejando su negocio desde Santo Domingo, haciendo trabajos puntuales en Miami y otras locaciones internacionales. En estos días, Andrea ha estado usando sus redes para dar tips, y comunicar mensajes informativos y positivos, como su forma de ayudar en un momento que la organización y el manejo de la eficiencia de los espacios se han vuelto una prioridad central para todos. ¡Así que asegúrate de pasar por sus redes @athiopica!

Compartir:

Deja una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar a

Más contenido

#SelfLove

Leton Pé

20 álbumes para escuchar

¡Y el mundo nos cambió de golpe!

Cómo ayudar a los niños a gestionar el estrés

Tendencias 2020